La película en cuestión es una que hizo olas en el pasado Festival Internacional de Cine de Toronto, con buena razón: filmada de principio a fin en perspectiva de primera persona, emulando la sensación de los videojuegos First Person Shooter (FPS), Hardcore Henry es un proyecto únicamente posible en la era digital, producto del crowd funding, un par de cámaras GoPro, y el cruce intertextual con la estética de los videojuegos.

Lean esta colaboración completa en Extraordinerd.com.